En respuesta a las nuevas regulaciones de seguridad bancaria se desarrollaron mamparas divisorias entre las cajas y el público para las 84 sucursales del país. Se desarrolló un sistema de división entre caja para ser adaptado en el mobiliario existente en todas las sucursales.